La ilustración de portada juega mezclando unas alas de ave con el cuerpo del pez. Se hace referencia al símbolo del águila americana y, a la vez, al título del disco.